Además de la lactancia materna, el biberón es un accesorio indispensable para que una madre pueda alimentar adecuadamente a su hijo. Hay dos tipos principales de botellas en el mercado: las de plástico y las de vidrio. Este último es el más popular porque es más seguro para la salud de los bebés. Si ha elegido este tipo de herramienta, este artículo le guiará a través del proceso. los pasos a seguir para utilizarlo correctamente. Limpiar antes de usarAntes de usar por primera vez, siempre es aconsejable no usarlo inmediatamente después de sacarlo del envase. Desmonta el artículo y pasa todos los accesorios por agua jabonosa con un cepillo suave. Enjuaga y luego esteriliza el material. Para secarlo, puedes usar una práctica bandeja de goteo para eliminar cualquier gota de agua que quede en la herramienta. Evite el uso de un paño, ya que es un nido de gérmenes y puede ser un grave peligro para la salud de su bebé. Revise el pezónEntre los usos, compruebe constantemente el estado del pezón. Es mejor limpiarlo a mano para obtener resultados más que satisfactorios. Para poder examinarlo con precisión, estirarlo para poder ver el estado de su estructura en detalle. A los primeros signos de daño, evita exponerlo a altas temperaturas para evitar dañarlo aún más.